Séjour Linguistique Gálvez-Rennes I

17 03 2011

En este año escolar,  el Dep. de francés ha organizado un intercambio lingüístico con el centro Lycée “René Descartes” de Rennes (Francia). Con mucho entusiasmo por parte del centro y de los alumnos españoles que participaron en él, los alumnos franceses fueron acogidos en nuestro centros en la semana del 11 al 17 de febrero. Un síntoma evidente del buen funcionamiento de este intercambio fue que durante la estancia aqui los chicos crearon  entre ellos una gran amistad.

Ahora nos toca a nosotros: Del 1 al 8 de marzo, nuestros alumnos harán el viaje a la capital bretona y terminarán visitando la capital francesa. Esperemos que esos lazos de amistad entre culturas se fortalezcan.





Gracias Delibes

15 03 2011

Fue el primer libro que mandé leer a mis alumnos de 8º de EGB  El camino. Autor, Miguel Delibes. Mis alumnos protestaron, querían leer otras cosas más atractivas pero en  esas páginas conocieron a Daniel, el mochuelo; Roque, el moñigo, las Lepóridas… No sólo les acompañaron durante todo ese curso. En adelante los consideraron de los suyos, sus compañeros, sus amigos.

Delibes

Espero que alguno de ellos se animara con otros libros del autor. El disputado voto del señor Cayo. Los santos inocentes y su milana bonita. Las tremendas Cinco horas con Mario… Y mis dos preferidos, junto con El camino. La hoja roja, un retrato duro, pero real, muy real, del final de la vida. Una vida nada idílica. De manos castigadas por el trabajo y caras agrietadas por el frío y las labores. Personas de carne y hueso. Y, por supuesto, la incomparable Señora de rojo sobre fondo gris. Una declaración de amor continua. Sincera, profunda, pura. Tan bella como sólo el dolor puede permitirlo, emanada de la temprana pérdida de su mujer. Toda persona que haya tenido la fortuna de conocer el amor, toda persona que haya saboreado el placer de amar, de sentir la plenitud al verse y reconocerse en su pareja, de sintonizar su respiración con los latidos del otro, debería leer esta obra. Se reconocerá en ella. Los ojos se deslizan por sus páginas con la envidia de no haber sido uno el que escribiera esas letras, esas palabras para la persona a la que ama. Delibes lo hace por nosotros con maestría. Como siempre. Con un vocabulario rico y preciso. Castellano. Real. Tangible.

Ha llegado a su hoja roja. Pero nunca, nunca, nos dejará. Sus libros siempre permanecerán. Hay veces que suena a tópico. En este caso es una obligación. Gracias, maestro.